Cada día me doy más cuenta de que estoy conviviendo con un monstruo de carne y hueso

La huida

(Capítulo 3)

Por: Patricia Bermejo

Cáceres, España

Otra noche que paso sin dormir. Mi hija Lucía no para de llorar, no sé qué le ocurre. Carlos me chilla: “La callas por las buenas o lo hago yo por las malas”.

Tengo claro que no la aguanta. De hecho, no muestra ni un ápice de cariño hacia ella. “¡Es su hija!”. “¿Cómo puede ignorarla así?”.

Cada día me doy más cuenta de que estoy conviviendo con un monstruo de carne y hueso. Y temo por mi vida, pero más aún por la de mi niña.

El maltrato fue a peor. Utilizaba el cinturón, un bate de béisbol, una figura de porcelana e incluso apagaba los cigarrillos en mi espalda. Daba igual lo que fuera con tal de hacerme el máximo daño posible. Y cuando yacía en el suelo inconsciente me espabilaba a base de cubos de agua congelados.

Imagina hasta donde llegaba su maldad que un día de los guantazos tan fuertes que me propinó se hizo daño en la muñeca y no se le ocurrió otra cosa mejor que usar la mano de mi propia hija para pegarme. “¡Maldito cabrón!”.

Ya no me pedía perdón como lo hacía antaño. Me obsequiaba con frases del tipo: “Tú te lo has buscado, por puta”. “Si no eres para mí no eres para nadie”.

Mi vida se había convertido en un auténtico infierno. Y lo peor de todo es que no veía cómo acabar con ello. Me encontraba perdida en un laberinto sin salida.

Reconozco que más de una vez se me pasó por la cabeza asesinarle. Pero probablemente me llevarían presa por no haber denunciado, no me creerían y mi hija quedaría al amparo de la ley. Y no iba a consentir que nada ni nadie me la arrebatara.

Una mañana mientras paseaba a Lucía vi en el escaparate de una tienda de televisores el caso de una chica que había pasado por una situación similar. Eso me abrió los ojos. Y pensé: “Si ella ha conseguido escapar de su agresor ¿por qué no lo puedo hacer yo?”.

Durante los 20 minutos que duraba el camino a casa fui maquinando el plan. Tenía claro que no podía pasar ni un segundo más cerca de ese ogro, porque de hacerlo, acabaríamos criando malvas tanto mi hija como yo.

Entonces me puse a orquestarlo todo. Y esa misma noche mientras Carlos dormía profundamente cogí a mi hija y me marché. Me fui con lo puesto y una bolsa para mi pequeña.

En ese momento una gran sensación de libertad me recorrió todo el cuerpo. Salí pitando con mi hija en brazos y me dirigí a casa de mi mejor amiga. Cuando me vio se asustó. “¿Qué te ha pasado en la cara?”. “¿Quién te ha hecho esto?”. Hacía años que no tenía contacto con ella y tuve que explicarle todo con pelos y señales. La pobre se quedó en estado de shock, pero reaccionó rápidamente y juntas buscamos una solución.

Si seguía en su casa me encontraría. Y esto no podía ocurrir por nada del mundo. Entonces pensamos que lo mejor era acudir a un centro de acogida para mujeres maltratadas. En Madrid está permitido sin denuncia previa. Y así hice.

Laura me dejó en buenas manos. Nada más entrar noté el calor de la gente que había dentro. Eran mujeres como yo, que seguramente habían vivido algo parecido y lo que más me llamó la atención es que sonreían.

Por una vez desde hace muchos años me sentí protegida. Tenía claro que allí encontraría la paz que necesitaba y que mi hija y yo estaríamos seguras.

Sé que solo el tiempo curará mis heridas más profundas, pero mi hija es la que me da las fuerzas que me hacen falta para no tirar la toalla.

Por: Patricia Bermejo

Cáceres, España

  • Marketing online | IAB Spain2019 – 2019
  • Master’s degree, SEO | Desarrollo Seo2018 – 2019
  • Master’s degree, Community management | Fundación Uned2016 – 2016
  • Tourism | Salamanca Tourism School1996 – 1999

https://www.linkedin.com/in/patrybermejo/

Producción: Eugenio Zorrilla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s