Sticky post

Antes de verme con Gabriel el lunes, decidí visitar a Pedro.

Volando Liviano Por: Maria Ardila Bogota, Colombia (Tercera Parte) Estuvimos en aquella casa campesina por algo más de una hora. Doña Rosa y sus hijos nos dieron de comer, y me dieron un trato VIP, gracias a Gabriel. Lo adoraban. El viejo … Continue reading Antes de verme con Gabriel el lunes, decidí visitar a Pedro.

Sticky post

Por qué no más bien tomas la palanca de mando, que yo ya me cansé.

Volando Liviano Por: Maria Ardila Bogota, Colombia  (segunda parte) El avión seguía meciéndose con suavidad, salvo algunos momentos en que se zarandeaba, cómo si algo lo aspirara con fuerza desde arriba, dándome una sensación de vértigo que me hacía girarme a chequear … Continue reading Por qué no más bien tomas la palanca de mando, que yo ya me cansé.

Sticky post

Tres cuartos de hora antes, Gabriel, me había encontrado leyendo en la cafetería del club

Volando Liviano Por: Maria Ardila Bogota, Colombia (Primera Parte) Estábamos listos para despegar, el experto piloto con dieciocho años de experiencia volando ultralivianos, y también profesional de vuelo en aviones HK (los comerciales) y yo. Después de revisar minuciosamente, entre otras cosas, … Continue reading Tres cuartos de hora antes, Gabriel, me había encontrado leyendo en la cafetería del club

Sticky post

¿Qué le pasa a esta mujer?, me pregunté. ¿Se le zafó un tornillo?

El perdón no siempre tiene cara de perro Por: Maria Ardila Bogota, Colombia La palabra Perdón; A. ¿Es un mero vocablo? B. ¿Un concepto? C. ¿Un cupón ganador, que nos indulta como a un toro? En mi opinión, sufre varios estados y … Continue reading ¿Qué le pasa a esta mujer?, me pregunté. ¿Se le zafó un tornillo?

Sticky post

Paloma estaba en una hamaca, leyendo, cuando llegó Claudio.

Marejada en el archipiélago III Por: Maria Ardila Bogota, Colombia Para la mañana siguiente, y para fortuna de todos, el buen Daniel, no había planeado actividad alguna y, salvo Claudio, que se había levantado a las seis, a nadar, todos terminaron desayunando pasadas … Continue reading Paloma estaba en una hamaca, leyendo, cuando llegó Claudio.

Los ocho, se devoraron el manjar en segundos y felicitaron a la artífice. Por supuesto, Paloma y Claudio se sentaron juntos

Marejada en el archipiélago II Por: Maria Ardila Bogota, Colombia El sencillo hotel, hacía parte de una asociación comunitaria, de poco más de cien individuos, que se había propuesto la tarea de conservar la biodiversidad y mejorar la calidad de vida de … Continue reading Los ocho, se devoraron el manjar en segundos y felicitaron a la artífice. Por supuesto, Paloma y Claudio se sentaron juntos

a velocidad de peatón, se deleitó con aves de corral corriendo por las calles

Marejada en el archipiélago Por: Maria Ardila Bogota, Colombia El aeropuerto de Ciudad del Cántaro, no le había parecido tan malo, la verdad es que había visto peores. Incluso los cincuenta minutos esperando a que la banda de equipaje echara a andar, … Continue reading a velocidad de peatón, se deleitó con aves de corral corriendo por las calles